ecao : corre

A mis hijas

Por Victor M. Varela

Acabo de leer un artículo de Leo Babauta, el autor del libro que estoy traduciendo, que quiero compartir con mis hijas. Tengo dos, una de ellas es ya toda una mujer y a la otra le falta poco. Igual que Leo, que se preguntaba acerca de lo que podía aconsejar a sus hijos, yo, al leer sus palabras he sentido la urgencia de transmitirles su mensaje.

Y ésto es lo que me gustaría que supieran (las dos):



Ya eres lo bastante buena. La mayoría de la gente tiene miedo de hacer cosas porque temen no ser lo bastante buenos y fallar. Pero tu eres lo bastante buena -- aprende eso y no tendrás miedo de hacer cosas nuevas, no tendrás miedo de fallar ni necesitarás que los demás te den su visto bueno. Tendrás el visto bueno de tí misma por descontado.

Todo lo que necesitas para ser feliz ya lo tienes. Mucha gente busca la felicidad en la comida, las drogas, el alcohol, las compras, las fiestas, el sexo..... porque buscan fuera su felicidad. No se dan cuenta de que las cosas que buscan no están fuera. Están dentro de tí: sentir lo que te rodea, dar gracias por las cosas buenas, ser compasivo, tener la capacidad de reflexionar, crear y hacer algo con sentido, aunque sean cosas pequeñas.

Puedes ser emprendedora. Cuando era joven, pensaba que necesitaba un título para trabajar, y que tener un negocio era cosa de ricos. Estaba en un error. Casi todo el mundo puede empezar su propio negocio, y seguramente te vaya mal al principio, pero aprenderás rápidamente. Es mucha mejor educación que la universidad.

Lo más útil no lo aprendí en la escuela o la universidad.... lo aprendí haciendo cosas.

Eso no quita que haya tenido profesores maravillosos. Pero no todos estan en la escuela, el instituto o la universidad: están por todos lados. Un compañero/amigo del trabajo. Gente que conozco de Internet. Mi madre, mi padre, mi hermano, mis abuelos, primos y tíos. Mi mujer, mis hijas. Mis errores. Los profesores están por todas partes, siempre que quieras aprender.

Gasta menos de lo que ganas. Un treinta por ciento menos, si puedes. La mayoría de la gente encuentra un trabajo y en seguida se gasta sus ingresos en el préstamo del coche, un piso caro, comprar demasiado y comer fuera utilizando tarjetas de crédito. Nada de esto es necesario. No te lo gastes si no lo tienes. Aprende a ser feliz con menos.

Invierte parte de tus ingresos en algo seguro que te rente beneficios. Tu yo futuro te lo agradecerá.

Aprende a apreciar la comida sana. Es solo cuestión de ajustar poco a poco tus papilas gustativas. Aprende a cocinar. Prueba con recetas deliciosas y sanas.

Se compasiva. De niños tenemos una perspectiva muy egoísta de la vida -- queremos lo que queremos y punto. Pero la compasión consiste en darse cuenta de que no somos más importantes que demás, que no somos el centro del universo. Si alguien te molesta, sal de tu cascarón e intenta ver que tal le ha ido el día. ¿Qué puedes hacer para que deje de estar tan irritado y dolido?

Nunca dejes de aprender. Con que solo aprendas un poco cada día, con el tiempo será muchísimo.

Diviértete de un modo activo. Ya lo se, es muy divertido chatear, comer dulces y pizzas, y ver la tele. Pero salir a la calle y jugar con los/las amigos/as, correr, escalar, jugar al balonmano (que tanto os gusta a las dos), picarse con los/las demás... eso es mas divertido. Y te ayuda a llevar una vida sana, un corazón sano, y una mente más despierta y con más energía.

Se buena en no estar cómoda. Evitar lo difícil/incómodo es lo que se suele hacer, pero es un gran error. Aprender a estar bien con algo de incomodidad te cambiará la vida.

Las cosas que te suelen estresar no importan.  Ten un poco de perspectiva: ¿te importará dentro de cinco años? La respuesta casi siempre será no. Si es que sí, hazle caso.

Aprecia el sabor de la vida. No solo los placeres normales, sino todo lo que te rodea. El tipo raro del autobús. El sol que te da en la cara mientras caminas. El silencio de la mañana. Los instantes con alguien que quieres. El tiempo a solas. Tu respiración al meditar.

Medita.

No tengas miedo de cometer errores. Te enseñarán muchas cosas. Aprende a no dejar que te afecten demasiado, aprende a aprender de ellos y a que no te hagan perder confianza en tí misma.

No necesitas que nadie te haga feliz o te dé su visto bueno. No necesitas un jefe que te dé la palmadita en la espalda diciéndote lo buena que eres. No te hace falta un novio que te diga cuánto te quiere. Amar a una pareja o a los amigos es maravilloso, pero no olvides quien eres.

Se buena adaptándote. Los cambios son constantes en la vida. Sufrirás si intentas resistirte. Deja las cosas correr, y aprende a ser flexible. No te mantengas en lo que te hace sentir cómoda, ni rechaces las cosas nuevas o que parezcan difíciles.

Abre tu corazón (yo se que en esto eres buena). La vida es fantástica si no te cierras. La gente es maravillosa. Abre tu corazón, rompe las barreras con el mundo y experimentarás lo mejor de la vida.

Déjate llevar por el amor. El éxito, el egoísmo, hacer lo correcto... no son buenos guías. Ama a tu familia, a tus amigos/as, a tus compañeros/as, y todo el mundo en general. Incluso a aquellos que piensas que son tus enemigos. Ama a los animales que comes o utilizas como objetos. Pero sobre todas las cosas, ámate a tí misma.

Y nunca olvides, pase lo que pase, que te quiero con cada partícula de mi ser.


Suscríbete: rss | email | endomondo | +