ecao : corre

4 trucos de longevidad

Por Victor M. Varela
  1. comer poco
  2. respirar correctamente
  3. ejercicio moderado diario
  4. adaptarse a la temperatura
Según Galina Shatalova, estos son los 4 pilares de la salud. La neurocirujana rusa fué una de las responsables de diseñar el entrenamiento y la dieta de los cosmonautas soviéticos en los años 60. Afirma que podríamos alcanzar los 150 años de seguir un estilo de vida sano.


Entre otros experimentos relacionados con la restricción de calorías, la propia Shatalova, con 70 años entonces, junto con un grupo de 15 alpinistas recorrió las montañas del Caúcaso a razón de 25 km diarios durante 23 días, ingiriendo solo agua y una comida diaria consistente en 100 gramos de fruta desecada y 50 gramos de trigo sarraceno (425 kcal). Ningún expedicionista perdió peso ni se puso enfermo.

Aunque son muchos los estudios  que relacionan una dieta hipocalórica con la longevidad y la salud, en todos ellos se considera esencial aumentar a su vez la "calidad" de esas calorías para no caer en la malnutrición. Un punto a tener en cuenta es que en nuestro cuerpo disponemos de grandes reservas de carbohidratos (glucosa) y lípidos (grasa) de las que podemos disponer en caso de déficil, pero en el caso de las proteínas, nuestras reservas son los músculos.

Volviendo a la doctora Shatalova, propone que la respiración debe ser principalmente abdominal, utilizando el diafragma. Y debe ser profunda y lenta (4 o 5 ciclos inspiración-espiración por minuto). Con ésto conseguiremos aumentar la concentración, la generación de calor y energía y estimular la secreción de endorfinas.

El pranayama (o control de la respiración) reune una serie de ejercicios de Yoga que tienen por objeto conservar y obtener energía, y que se viene practicando desde la antiguedad.

Sobre el ejercicio moderado, la doctora recomienda caminar (pero no correr, por considerarlo demasiado esfuerzo, en todo caso yo recomendaría la carrera continua). Es necesario para poner en marcha la maquinaria del cuerpo (los sistemas inmunitario, endocrino y nervioso).

Utilizar menos el coche, los ascensores, ver menos la tele, ... estamos cansados de escucharlo. Sin olvidar que cuando nos "movamos" debemos respirar correctamente, no de forma acelerada. También coincide en este punto con el Yoga, que da especial importancia a la respiración durante la prática de las "asanas" (o posturas). Por otro lado, muchos teóricos del entrenamiento recomiendan minimizar las sesiones de ejercicio intenso (1 a la semana) para no agotar nuestras reservas de energía. Por poner un ejemplo, en el libro Body By Science, recomiendan realizar una sola sesión a la semana.

Respecto al último punto (temperatura), creo que nos debilitamos demasiado con los aparatos de aire acondicionado, el exceso de abrigo, ... etc. Basta recordar las imágenes de nórdicos bañándose en aguas heladas para darse cuenta de que el frío no provoca resfriados. Yo, por ejemplo, soy un firme defensor de la "ducha fría".


Suscríbete: rss | email | endomondo | +