ecao : corre

El gimnasio

Por Victor M. Varela

Ayer fué mi primer día en el gimnasio. Un desastre.


El monitor, de nombre R, no me conocía pero su cara me sonaba. Todo se aclaró cuando me dió de alta en su base de datos. Hace 7 años estuve en el mismo gimnasio. De hecho hace EXACTAMENTE 7 años, un 5/2/2001 me dí de alta. Entonces R no era monitor, estaba en la clase de Full-Contact de mi hermano (yo fuí unos meses). Hasta ahí mi buen "rollito" con R. Todo fué a peor.


Le pregunté dónde estaban los vestuarios y, siguiendo las indicaciones me encontré en una sala con duchas y taquillas completamente vacía. Yo me alegré, porque soy muy vergonzoso y no me gusta cambiarme delante de nadie, pero no tardó en entrar una chica. Sorprendentemente tranquila me preguntó si sabía que estaba en el vestuario femenino. Avergonzado, me acompañé fuera intentando aparentar tranquilidad. Ya en el vestuario correcto, el panorama era muy distinto. Unos veinte tíos en calzoncillos armando jaleo, sin un lugar donde poner la mochila. Busqué un rincón y me cambié como pude.


R me dió un impreso con la tabla de ejercicios que debía seguir. Primero 10 minutos de calentamiento en bicicleta. Hasta ahí bien. Después en cada ejercicio buscaba a R y tenía que esperar 10 minutos para que pudiera explicarme cada "máquina". Al final, en 45 minutos solo pude hacer 3 aparatos además del calentamiento. Tuve que irme. Volveré el Jueves.


DsD#326: 91.7

Etiquetas:


Suscríbete: rss | email | endomondo | +